El fin de la era del iPod nano y iPod shuffle

El iPod murió lentamente, luego de repente. Después de casi 16 años en el mercado, más de 400 millones de unidades vendidas, y una empresa de Cupertino en la estratosfera en su espalda, Apple retiró silenciosamente el iPod Nano y Shuffle de sus tiendas virtuales el pasado 27 de julio. El iPod Touch sigue con vida: de hecho, Apple ahora ofrece el «Touch» con 32 gigas de almacenamiento desde 199 dólares. Pero eso no es un iPod real. Es un iPhone-lite. Así oficialmente, Apple marca el fin de la era de los reproductores de música móviles.

OK, probablemente estés viendo tu teléfono inteligente y preguntándote por qué debería preocuparte que un reproductor de música, que ofrece una versión muy antigua y obsoleta de una característica de tu teléfono, ya no exista. ¡Ese es el punto! Han pasado años desde que el iPod se vendía en grandes cantidades. Apple incluso dejó de reportar sus ventas por separado en las versiones de ganancias, desplazando los iPods a la categoría «Otros productos» junto a audífonos y otra nimiedades. En el año 2014, a propósito de la descontinuación del iPod Classic, Tim Cook dijo que «todos sabemos desde hace algún tiempo que el iPod es un negocio en declive». Ya no queda espacio en el mercado para un iPod.

Apple le dice adiós al iPod nano y iPod shuffle

En cierto modo, sin embargo, la muerte del iPod se siente como un hito para toda una generación. Aún recuerdo como en la escuela secundaria, me robaron mi iPod Mini color oro, con su disco duro lleno de Zeppelin y Creedence y toda la música que he amado siempre. Aún siento cierta ansiedad por saber si mi iPod está por allí, en algún lugar tocando la música que tanto esfuerzo me tomó recopilar. De la misma forma que algunas personas pasan por una tienda de viejos LPs, como otras organizan obsesivamente sus CDs en esos viejos «case» negros, de la misma manera algunos recuerdan su iPod. Conectarlo a la computadora, esperar que iTunes abra y sincornice, maneje los metadatos y organice las listas de reproducción. En especial, esa sención «clickwheel» que sonaba debajo de tu pulgar mientras buscabas la pista perfecta.

El iPod llegó a las tiendas justo después de que Napster naufragó. Combinaba la emoción de la piratería con «el gadget de Apple» sumado a un disco duro con mucho espacio. Entonces la música fue libre.

Aquellos icónicos auriculares blancos eran instantáneamente ubicuos, los amantes de la música capaces de hacer una banda sonora del mundo como quisieran. «Les da el control del viaje, el momento del viaje y el espacio que están viviendo“, dijo el Dr. Michael Bull, profesor de la Universidad de Sussex, a la revista WIRED en 2004. «Es una generalización, pero el uso principal –del iPod– es el control.» Claro, había otros gadgets de música portátil, pero un MiniDisc y un Walkman eran más grandes, y más complicados. Tenías que planificar lo que querías escuchar en el viaje, ¡antes de salir de viaje!. Con un iPod, tenías toda tu música, todo el tiempo.

En este punto podrías argumentar que el iPod mató al álbum. Haciendo de las listas de reproducción y el modo aleatorio los principales métodos de escuchar música. Definitivamente ayudó a matar la música pagada, porque ¿quién puede darse el lujo de comprar 5.000 canciones para llenar su iPod? Eventualmente, la industria se puso al día, intercambiando descargas por suscripción y así como álbumes completos. La música se volvió tan fácilmente disponible que las compañías tuvieron que inventar nuevas maneras de encontrarla: Alexa trabaja muy rápidamente. Esa es la hermosa paradoja aquí: la industria de la música que Apple ayudó a crear, dominada por el streaming, los algoritmos y el descubrimiento del usuario, ya no tiene un lugar para el iPod.

Si ahora sientes algo de nostalgia, Apple venderá los últimos iPods restantes en la Apple Store, al menos por un tiempo más. También puedes comprar un gadget como Mighty para usar con Spotify, o un Apple Watch o un HomePod, que Apple seguramente ve como los sucesores espirituales del iPod. Lo más probable es que se quede con su teléfono, lo que representa el presente y el futuro de cómo escuchar música.

Pero a medida que desaparece, toma un minuto y recuerda lo que el iPod trajo al mundo. Hizo a la música libre.

Un comentario en “El fin de la era del iPod nano y iPod shuffle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s